El negocio de los invernaderos inicio hace aproximadamente 500 años, con el deseo de cultivar y vender productos en épocas de invierno cuando las condiciones del frío y la falta de lluvias hacen difícil cosechar cualquier producto del campo.

A los agricultores se les ocurrió que cubriendo en cajones de madera, cubiertos con vidrios podrían aislar a las plantas y así poder cultivar y vender sus productos a precios muy elevados sus cosechas.

Hoy en día la tecnología ha desarrollado el sector de los invernadero en nuevos materiales y técnicas para hacer más productivas las inversiones realizadas en estos, existen tres tipos de invernaderos los de baja tecnología, donde es muy importante el conocimiento agronómico del agricultor sobre la tecnología, los de mediana tecnología donde siguen importando las habilidades del agricultor pero necesitamos un grado de especialización tecnológica y los de alta tecnología donde se requiere un alto grado de especialización y manejo de tecnología digital, biotecnología y algoritmos entre muchas otras cosas mas.

En cualquiera de los tres niveles de invernaderos que tengamos es básico el conocimiento técnico en el manejo de las plantas, por lo que estaremos hablando siempre de como manejar adecuadamente nuestras plantas.